Empresa dedicada a la Prevención de Riesgos Laborales

Piden 22 meses de cárcel por un accidente laboral

Mazo3

Una carga de vigas se derrumbó y atrapó la parte inferior del cuerpo un trabajador causándole aplastamiento pélvico y de piernas, hematomas y roturas fibrilares. Un nuevo accidente en el que las medidas de Prevención de Riesgos Laborales no han sido consideradas como suficientes.

Un nuevo caso de sentencia en Prevención de Riesgos Laborales. La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una pena individual de un año y diez meses de prisión para tres acusados por un accidente laboral ocurrido el 27 de enero de 2010 en una empresa de construcciones metálicas de Noreña, cuando un trabajador, oficial de segunda sufrió un accidente laboral después de que una carga de vigas se derrumbara y le atrapara la parte inferior del cuerpo. El accidente le causó policontusiones por aplastamiento pélvico y de piernas, hematomas y roturas fibrilares. El hombre tardó en curar 89 días de los que ocho permaneció hospitalizado y le quedaron secuelas.

Para la Fiscalía, lo ocurrido se debió a que la utilización y el mantenimiento de los lugares de trabajo, maquinaria y equipos durante las operaciones de elevación de cargas eran inadecuados. El fiscal sustenta esta afirmación en que las vigas cargadas no estaban sujetas ni estabilizadas por lo que el trabajador desde el puesto de mando, no veía el desarrollo de toda la operación de levantamiento de la segunda carga.

Los acusados son el administrador, el jefe de taller y el técnico en prevención de la entidad, quienes serían conocedores del método empleado por los trabajadores en el manejo de las cargas, que se situaban en el radio de acción de las mismas y de la ausencia de procedimiento, planificación y vigilancia.

Por ello, el fiscal considera los hechos constitutivos de un delito contra la vida y salud de los trabajadores, y solicita la condena para cada uno de los acusados de un año y diez meses de prisión, inhabilitación para el ejercicio de esos cargos durante el tiempo de condena, multa de 6.000 euros además de la indemnización conjunta al trabajador con 4.900 euros por las lesiones y 42.900 por las secuelas así como 913,69 euros a la mutua.

En el acto del juicio, celebrado el 20 de enero, los acusados negaron cualquier responsabilidad y la fiscalía mantuvo las penas de un año y diez meses, así como multa de 6.000 euros, más inhabilitación para el administrador y el técnico de prevención. Y redujo la pena solicitada para el jefe de taller, respecto al que retiró el delito contra la vida y salud de los trabajadores, aunque le mantuvo uno de lesiones imprudentes, por el que pide una pena de cuatro meses de prisión.

El juicio quedó visto para sentencia.

Fuente: El Comercio Y La Nueva España